dientes estrés

¿Puede hacer el estrés que se te caiga un diente?

El estrés y la ansiedad son dos problemas de salud asociados a nuestro tiempo y al tipo de vida. La mente, sometida a conflictos emocionales por periodos largos de tiempo, puede causar reacciones en el organismo, sobre todo en los vasos sanguíneos, los nervios y las glándulas endocrinas, pero también a nivel de la salud bucodental pudiendo generar movilidad de los dientes que derive en una pérdida de los mismos.

Individuos sometidos a fatiga psíquica por diversas causas sufren una sobrecarga funcional traducida en cambios morfológicos que inician como bruximo. Éste supone la consecuente disminución de la dimensión vertical en las caras oclusales de las arcadas dentales a consecuencia de espasmos de los músculos masticadores que entran en un incremento funcional permanente. No obstante, de acuerdo al estudio realizado por Colgate y la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, el individuo sometido a estrés concentra gran parte de sus recursos cognitivos en superar esta situación, por lo que se cepilla menos y peor los dientes, fuma más y está menos motivado para mejorar su cuidado oral siendo todo ello factores de riesgo para la periodontitis y la gingivitis pudiendo acarrear la pérdida de las piezas dentales por la destrucción progresiva de los tejidos que soportan los dientes.

De igual forma, las glándulas salivales son controladas por fibras nerviosas que, afectadas por factores psicológicos pueden alterar la producción de saliva disminuyendo su cantidad y favoreciendo la aparición de caries dental.

Recientemente la actriz estadounidense Demi Moore concedió una entrevista en la NBC en la que confesó que por culpa del estrés había perdido dos dientes. La propia Demi subió una foto a sus redes sociales en la que no tenía una pieza dental y decía: “Me encantaría decir que me lo hice cayendo de un monopatín, pero no es así. Perdí dos dientes frontales por el estrés. Y lo comparto porque creo que es importante. El estrés es una de las principales causas de mortalidad en América”.

Por otro lado, el estrés y la ansiedad pueden afectar a nuestro sistema inmunitario reduciendo la capacidad del cuerpo para defenderse de factores externos que puedan provocar, por ejemplo, una infección. En estudios recientes se ha observado la capacidad de estas alteraciones anímicas de provocar un desajuste en las células de nuestro cuerpo provocando lo que se conoce como estrés oxidativo.

Desde la Clínica Dental Dres. Bratos creemos en la necesidad de revisiones periódicas a tu odontólogo de confianza para tratar de romper los hábitos parafuncionales ocasionados por el estrés y al mismo tiempo proteger tus dientes y tejidos de soporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *