ABRASION DENTAL

¿Qué es la abrasión dental?

La abrasión dental es la pérdida de estructura dentaria, ya sea de esmalte o de dentina, que está originada por causas mecánicas como el cepillado, el trauma oclusal y el bruxismo así como por el empleo de los dientes como herramientas o la presencia de agentes externos (piercings).

La abrasión dental más frecuente es la cervical (en la zona dental próxima a la encía), ya que al retraerse la encía  se queda al aire parte de la dentina de la raíz que carece de la protección del esmalte por lo que es más fácil que se desgaste. Estas pérdidas de estructura suelen ir asociadas a un aumento de sensibilidad, a la par que pueden facilitar que aparezcan caries. Es fundamental realizar una adecuada técnica de cepillado sin abusar de la fuerza, en sentido vertical y no horizontal y cambiar el cepillo de dientes por uno de menor dureza.

En el caso de las abrasiones por trauma oclusal, si dicho trauma se debe a una malposición dentaria, sería recomendable valorar un tratamiento ortodóncico para así eliminar la causa y conseguir una buena funcionalidad y estética. También es posible que sea necesario realizar tratamientos conservadores al finalizar la ortodoncia.

Si estamos ante un problema de bruxismo se deberá valorar la colocación de una férula de descarga en combinación o no de una tratamiento conservador (obturaciones, reconstrucciones, endodoncias o coronas) que variará según el grado de abrasión. Además de los desgastes oclusales o incisales, el bruxismo puede ir asociado a lesiones cervicales, estas lesiones llamadas abfracciones se distinguen de las abrasiones en la forma (de cuña) y en la causa (apretamiento) y pueden verse empeoradas por una incorrecta técnica de cepillado.

Desde la Clínica Dental Dr. Bratos creemos que es fundamental prestar mucha atención al cepillado dental, ya que no por hacer una mayor fricción conseguiremos un mejor resultado de limpieza en nuestros dientes, así mismo recomendamos que si se siente un aumento de la sensibilidad se acuda a su dentista de confianza para valorar la causa, ver si está aumentado el desgaste o si hay otras patologías presentes que requieran de un tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *